Search

Seetetelané y Precarious

Pouring red wine into the glass

PINOT NOIR

2018

Oregon, EUA

Basado en los personajes de la leyenda africana

Seetetelané abrió sus grandes ojos ante aquel líquido color ciruela que mientras caía dejaba ver de fondo la preciosa silueta de la mujer que había nacido del huevo de codorniz. Los destellos violáceos que surgían de la fina copa refulgían en la que alguna vez fue la modesta morada del hombre y que ese día se había transformado en un elegante palacete.

El vino vertido era Precarious Pinot Noir 2018 de Oregon, EUA. Seetetelané acercó su copa a su cara y tuvo que inclinarse un poco más para poder inspirar los delicados aromas que de ella emergían. Las tímidas notas de mora azul frescas se fueron haciendo cada vez más evidentes, acompañadas de toques de regaliz. La mujer se acercó al hombre y lo hizo girar para admirar su nueva residencia y sus riquezas; al hacerlo, delicados remolinos de perfume de moras, sotobosque y agua de violetas parecían danzar con ellos dentro del cáliz.

El joven cazador, decidió adoptar un modo señorial y dio un pequeño sorbo a su bebida, nunca había probado algo así. Su boca recibió con amabilidad al líquido y de inmediato comenzó a despertar dentro de ella una oleada de salivación. Mientras el vino se deslizaba para ser tragado, le dejaba a Seetetelané una caricia aterciopelada que lo hizo cerrar sus ojos y sonreír.

La enigmática muchacha, no dejaba de admirar a aquel hombre, del más humilde origen, dejarse llevar por ese momento. Ella le preguntó qué pensaba y aquél no pudo definir sus pensamientos; él estaba absorto con fractales mentales de moras que se entrelazaban con recuerdos de tierra fértil, regaliz, exóticas flores y delicados hongos silvestres. Todo en ese momento se percibía próspero.

La mujer que emergió del huevo de avestruz se retiró un instante para volver seguida de un séquito de jóvenes que puso a disposición de Seetetelané. El observó cómo colocaron frente a él una fuente de marfil en la que se encontraban acomodadas láminas de filete de ternera salpicadas por un aceite infusionado de limón y espolvoreadas de hojas secas de hierbabuena, pétalos de pensamiento, pistache y nuez moscada.

Seetetelané se engolosinó comiendo y bebiendo, su mundo había cambiado por completo y la condición para ello era simple: nunca revelar el origen de su mujer. Poco se iba a imaginar el que una vez fuera el más pobre y despreciado cazador del pueblo, después de disfrutar su primer festín, que su incapacidad para mantener la sencillez del alma lo hundiría en una miseria que ni él imaginaba.

Para más inspiración: @cuentosdecatas

Artículos relacionados: Idunn y las Manzanas de la Juventud y Sonoma-Cutrer, El Flautista de Hamelin y Cantine Maschio Prosecco Rosé, Rumpelstilzchen y Juguette

Close
The Today Life © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close